5 Alimentos Inflamatorios

5 Alimentos que incrementan el dolor articular

El dolor en las articulaciones, ya sea por un desgaste articular, el  uso excesivo, un proceso inflamatorio o  una lesión,  es muy desagradable, limitando muchas veces a un movimiento adecuado. El movimiento es vital,  ya que gracias a él realizamos diversas actividades diarias como comer, abrazar o desplazarnos a otro sitio. 

Existen muchas personas que sufren de dolores crónicos, que se encuentran medicados para toda la vida y ademas están restringidos en sus actividades cotidianas, desconociendo que con una dieta adecuada, evitando alimentos que causan INFLAMACIÓN  pueden lograr sentirse mucho mejor, aliviando de sobremanera su dolor. Esta dieta en combinación con una terapia Física y un tratamiento adecuado se puede lograr revertir a su máxima capacidad en poco tiempo.

Lamentablemente es posible que se deba reducir alimentos deliciosos para nuestro paladar. A continuación 5 alimentos que nunca debería comer si tiene dolor articular.

1.- Azúcar 

El cuerpo humano está diseñado para desear el azúcar por que es un componente necesario para incrementar el sabor a los alimentos, sin embargo estudios realizados en el Centro de Investigación de Burdeos descubrieron que el azúcar es más adictivo que la cocaína siendo que genera un 90% más de dependencia.

Según múltiples investigaciones además de ser un alimento INFLAMATORIO debido a que interactúa con las grasas y proteínas de nuestro cuerpo, el azúcar reduce la sinapsis neuronal, por lo tanto existen menor conexión de las células nerviosas, ocasionando una memoria y un aprendizaje limitado.

Es así que le recomendamos sustituir la dosis de azúcar vital por fruta o miel, evitando de esa manera productos con alto contenido de fructuosa, aspartame, azúcar blanca refinada, edulcorante artificial o golosinas.

2.- Alcohol

Durante la edad adulta los huesos se someten a un proceso de “remodelación” donde los osteoclastos, (células especializadas en la degradación y reabsorción del hueso) y  los osteoblastos, (células especializadas en la síntesis, desarrollo y crecimiento del hueso) deben de estar en equilibrio. Sin embargo con el consumo excesivo del alcohol impide que los osteoblastos tengan un optimo desempeño dando como consecuencia la perdida de la masa ósea en poco tiempo. 

Los alcoholes macerados como ser la cerveza o los licores causan una  INFLAMACIÓN  por excelencia en las articulaciones debido la concentración elevada de purina que estos poseen. Esta purina al ingresar al organismo hace que los niveles de ácido úrico aumenten, los cuales finalmente terminan formándose en cristales y se sitúan en cada articulación causando de esa manera mucho dolor e inflamación.  

3.- Lácteos

Durante mucho tiempo hemos creído que para tener unos huesos y dientes sanos, gozando de niveles óptimos de calcio deberíamos consumir leche, pues es así como las empresas comercializadoras de productos lácteos la han introducido a nuestro mercado, sin embargo somos el único ser, mamífero que hasta una edad adulta sigue consumiendo leche. Desconociendo que podemos nutrirnos de alimentos vegetales que contienen mayor porcentaje de calcio como la lenteja, quinoa, almendra u otros granos.

En una edad adulta la ingesta de productos lácteos se convierte en un perjuicio para nuestro sistema digestivo ya que su asimilación es muy lenta debido a que la leche está formada por un 80% de proteína, llamada caseina, que se caracterizada por ser sólida, el otro 20 % por ser suero o líquida. Esta Caseina al ingresar al organismo, no poder procesarlo y asimilarlo debidamente ocasiona varias modificaciones, entre ellas el aumento de moco o flema, como mecanismo de defensa para liberarse de estas toxinas, dando lugar a catarros o inflamación de oídos, o como consecuencia esta caseina se deposita en las articulaciones ocasionando dolor, INFLAMACIÓN ademas de un aumento de ph acido articular, al acidificarse el ph de la articulación obliga a que el tejido óseo libere calcio para generar una neutralidad articular, ocasionado pérdida innecesaria de dicho elemento y una futura descalcificación.

4.-Sal

El consumo de sal en exceso está vinculada a muchas enfermedades crónicas, debido a que  este producto altera el equilibrio de los líquidos corporales, y un aumento de presión arterial. Un equilibrio adecuado de líquidos ayudará a la lubricación y amortiguación de las articulaciones evitando INFLAMACIÓN y alteración. 

Disminuir la ingesta de comida chatarra o alimentos procesados se reducirá considerablemente su consumo diario de sal.

4.- Comida Rápida

Las comidas rápidas si bien son deliciosas están formadas principalmente por harinas procesadas y grasas saturadas que además de aumentar la grasa corporal, el peso, ocasionando una mayor fricción articular, genera una alteración de la flora bacteriana en el intestino, produciendo cambios en su composición y dando como consecuencia un sistema inmune más agresivo, generando una INFLAMACIÓN articular.     

Sustituye las harinas blancas procesadas, arroz blanco por productos integrales.

5.- Carnes rojas y procesadas

La carne roja proviene del músculo de un mamífero que incluyen vacuno, cordero, cerdo, caballo, cabra y que estos al someterse a un proceso de fermentación, curación, ahumado u otras transformaciones mejoran su sabor y preservan el alimento, sin embargo estos  contienen sustancias químicas como los nitritos y purinas que se van quedando en el organismo, estos aumentan los nivel de INFLAMACIÓN y conducen al desarrollo de dolor y rigidez en las articulaciones. 

Según la Organización Mundial de Salud OMS, estas carnes al ser cocidas a altas temperaturas como ser parrillas, barbacoas o sometidas a cocción directa con el  fuego generan productos químicos dañinos para la salud.

Los frijoles, garbanzos, lentejas contienen grandes cantidades de fibra, proteína y hierro que seria vital incrementar a su dieta, además sustituir por carnes blancas.  

Dra. Valeria Trigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *